POEMAS

POEMAS

Obras originales, todos los derechos reservados.

Y FABRICARÉ UN MOLINO DE VIENTO


Voy a fabricar un molino de viento
para moler mis suspiros
los tristes arreboles del invierno
y un canto de amor trasnochado.

Lo mandaré hacer tan fino
que pueda moler mis ilusiones baratas
la sutileza de mis ahíncos
lo falso de mis pasiones 
y el parpadeo de mis voluptuosidades.

Necesito de urgencia ese molino
pues sus muelas de piedra
mascarán lentamente mis penas 
y volverán harina mis pesares.

Que me lo construyan pronto…
Pago por anticipado
y de ser necesario
el doble.

Antes que me invada la tristeza alada
y no pueda triturar los recuerdos
de las dolorosas partidas 
o las fantasías de felices edenes. 

 

ERES NATURALEZA

 

He visto hincar tus pasos en las flores de mayo

y reverdecer loca en los campos de junio

los mares ser tu arrope en el gris plenilunio

y de julio el verano desgranarse en tus labios.

 

Y conminas milagros a la madre natura

en donde remolinas en el polvo del viento

y danzas con el brillo de los soles del tiempo

huracanando al trigo feliz de tu aventura.

 

Pero también escancias en tus manos de cazo

el almíbar del agua de las prístinas fuentes

uniéndote con ellas al acecho del río

 

y en un febril hartazgo devoras el vacío

que deja la avalancha y terminas silente

en el lecho marino llorando tu fracaso.

CANTO  A LA PAZ                           

 

¡Ay paz…!

Cómo vuelas tan lejos de mi alma.

Y yo destruí tu nido

que construiste diligente en mi primavera.

Es como si quisiera sólo encontrarte en la tumba.

 

¡Ay paz…!

Cómo te derrota la ambición y el poder.

Eres hija ciega de la esperanza

y te descabeza tu hermano, el egoísmo.

Sencillez es tu homónimo

pero arrogancia te apuñala por la espalda.

 

Paz suave…

Paz constante…

Paz tierna…

 

Paz ingenua, dulce y entregada.

Mas ignoras que tu mortal enemiga,

la envidia,

tiene dientes de hierro y garras de oro.

 

Paz…

Te matamos todos los días

ahogando el amor en la bañera.